Martes , julio 25 2017
Noticias Destacadas
Inicio / Vivir / Medio Ambiente y Ecología / Alrededor de 100 millones de personas en el mundo sufre escasez de alimentos, agua y medicinas
Alrededor de 100 millones de personas en el mundo sufre escasez de alimentos, agua y medicinas

Alrededor de 100 millones de personas en el mundo sufre escasez de alimentos, agua y medicinas

Según un informe encargado por la FAO y la Comisión Europea publicado en Bruselas, en el año 2016 unos 108 millones de personas en todo el mundo no tenían alimentos suficientes o agotaron sus provisiones rápidamente. Este reporte supone un aumento de más de un tercio en comparación con el año anterior. El aumento de personas que sufren escasez de alimentos se debe sobre todo a los enfrentamientos en Yemen, Siria o en Sudán del Sur, entre otros, así como por el fenómeno meteorológico de “El Niño”. El último causó sequías y malogró las cosechas en el este y el sur de África. Además, en algunos países de África austral la subida de los precios de los alimentos básicos empeoró aún más la situación.

escasez 2

La sequía amenaza a millones de personas en Somalia.  El primer ministro  Hassan Ali Khaire, informó que 110 compatriotas suyos habían fallecido en las últimas 48 horas a causa del hambre. Esa cifra se restringe al suroeste de esa nación. Ese es el primer reporte de muertes relacionadas con la falta de agua y alimentos desde que el Gobierno local declaró el estado de emergencia en febrero del 2017 .Las Naciones Unidas estiman que cinco millones de somalíes necesitan auxilio urgente.

Los decesos por inanición se suman los  atribuidos al cólera: al menos 69 personas han perdido la vida en las últimas 24 horas. En su mayoría, las víctimas son niños y ancianos de aldeas próximas a la localidad de Baido. Las autoridades fueron alertadas de la situación este marzo del 2017, indicó Abdullahi Omar Roble, responsable regional de la situación humanitaria. Más de setenta hospitalizaciones han tenido lugar debido a este brote de cólera, causado por los cortes en el suministro de agua que, a su vez, son propiciados por la sequía.

En Bolivia, Evo Morales asegura que la sequía que sufre el país altiplánico, la peor en los últimos 25 años, afecta a diferentes ciudades y al área rural. El problema ha ocasionado protestas ciudadanas.

El país declarado en “emergencia nacional” por un decreto, a causa de la sequía que ha ocasionado racionamientos de agua en varias regiones, pero sobre todo en La Paz.

escasez 3

Tras reunirse con sus ministros, Morales explicó a los medios que el decreto declara “situación de emergencia nacional debido a la presencia de sequía y déficit hídrico en diferentes regiones del territorio nacional provocadas por fenómenos climáticos adversos”.

También dijo que mediante esta norma, las alcaldías, las gobernaciones y el Gobierno nacional “tienen la obligación de movilizar recursos económicos” para garantizar que la población tenga agua. “Mi recomendación es que seamos responsables  sobre cómo cuidar el agua. Se presentó este problema por el cambio climático”, señaló el gobernante boliviano.

Morales expresó su preocupación porque este año se han registrado las temperaturas más elevadas en los últimos cien años. Indicó que “hay que estar preparados para lo peor” y planificar “grandes inversiones” para garantizar el abastecimiento de agua.

La sequía que sufre Bolivia, la peor en los últimos 25 años, afecta también a otras ciudades y al área rural y ha ocasionado protestas ciudadanas e incluso insólitos rituales y procesiones en el campo para pedir a Dios que llueva.

En Venezuela, Los habitantes de Caracas están enfadados. Y no solo ellos. En Venezuela la escasez de bienes se ha generalizado, y ha la falta de gasolina se suma la imposibilidad de conseguir medicinas e incluso alimentos.

Pese a tener unas reservas de petróleo gigantescas, Venezuela carece de gasolina. La empresa estatal PDVSA dice que se trata de un problema interno de distribución que ya se solucionará. Pero en el país faltan también otras cosas y conseguir insumos básicos es una odisea cada vez más compleja.

Por Laura Hidalgo

Acerca de Mario Polo Vargas