lunes , agosto 20 2018
Noticias Destacadas
Inicio / Reportajes / Entrevistas / Ana María Intili nos habla sobre como es la vida de un escritor (entrevista)
Ana María Intili nos habla sobre como es la vida de un escritor (entrevista)

Ana María Intili nos habla sobre como es la vida de un escritor (entrevista)

La escritora y poeta argentina, aprovechó la semana internacional del libro para presentar su último poemario, “Al borde de la noche”

El último sábado, en el auditorio de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, Ana María Intili, escritora y poeta argentina que radica en el Perú, presentó su último poemario, “Al borde de la noche”, el cual conmemora a la mujer, al arte y a la melancolía, pero a la melancolía no pesimista. Ella, además, estuvo acompañada de su gran amiga Giovanna Minardi, reconocida investigadora de literatura hispanoamericana y peruanista, quien tuvo el hermoso gesto de traducir uno de los libros de microficción de Ana María, titulado “El Hombre Roto”, al italiano y el cual en ambos idiomas, fue éxito total, acabando en muy poco tiempo con su primera y segunda edición.

¿Cuál es el proceso de inspiración que usted realiza para poder escribir?

Mi inspiración está directamente vinculada a un proceso de interiorización de los temas que uno ha leído, escuchado y ha visto. Yo procuro hacer una llamada de atención y de protesta en el microrrelato. Utilizo mucho los cuentos clásicos e invierto un poco el tema y muchas veces el héroe termina siendo el villano o viceversa, o una mujer bonita en un momento dado pierde algo y se le va la belleza, o tal vez caperucita roja que no es tan inocente. Es una manera de llegar al lector, diciéndole que no hay una sola manera de leer un cuento, de ver la vida. Busca la tuya, acomódate en ella; vive y sé feliz.

 ¿Usted comenzó a escribir estos poemarios y microrrelatos, en los últimos años o lo hacía ya antes, desde su infancia?

Yo escribo desde pequeña. Siempre he tenido interés por la lectura, desde niña. Tal vez mis primeros escritos son desde los 12 o 13. Y años 15 años tuve que tomar la decisión entre ser médico, que es mi vocación, pero más adelante la vida me dio la posibilidad de estudiar literatura, hasta que decidí tomar esto en serio y comencé a escribir más seguidamente y lentamente me fui volviendo escritora. Todos los que somos escritores sabemos que es un proceso largo, consistente, de mucho trabajo con la palabra y de mucho interés para lograrlo, no de escribir e inmediatamente publicarlo porque eso no tiene mucho valor. Los trabajos deben de recibir las críticas de otros autores. Yo soy muy personal en mi trabajo, pero no soy desatenta en las opiniones de los demás.

¿Considera que la brecha para volverse escrito en este país y más siendo mujer, es bastante difícil? Ya que en la presentación de su poemario “La última noche”, usted una mención honorífica a la mujer, porque mencionaba que es mucho más difícil que una escritora mujer sea reconocida que el hombre.

Considero que no es igual, porque el hombre tiene mucho más tiempo, el hombre estudió siempre. La mujer hasta hace pocas décadas iba al colegio hasta primaria porque después tenía que casarse y no le enseñaban los mismos cursos. Hace sesenta o setenta años que la mujer tiene derecho al voto, y pienso que a la mujer no se le consideraba un ser humano íntegro o se le consideraba un ser humano de segunda categoría por el modelo que tenía. Por esa razón no es fácil, pero la mujer ya sabe que esto ocurre. Y no es que su trabajo sea malo, sino que no se les lee. De esto, que es algo muy delicado, se debe de luchar y tomar conciencia.

¿Cree usted que el escritor con su literatura busca el éxito?

Yo no sé si busca el éxito, pero sí busca ser leído. Es más, un libro no tiene ningún valor si no se lee o si no cae en manos de lectores que puedan beneficiarse de la lectura. Porque se entiende que uno escribe un libro para algo, no sólo porque sí. El libro debe de tener un contexto, debe de tener un contenido, un mensaje. Y debe de estar estructura. Entonces, si todo esto se consigue, el libro merece ser leído.

Por: Manuel Gutierrez – Reportero AP.net

 

Acerca de Mario Polo Vargas