lunes , julio 16 2018
Noticias Destacadas
Inicio / Especiales / Cambio climático: más de 20 años negando una realidad
Cambio climático: más de 20 años negando una realidad

Cambio climático: más de 20 años negando una realidad

El cambio climático del que somos partícipes es un hecho. Un hecho como lo es también el calentamiento global. Sucesos que estamos viviendo y de los que cada vez tenemos un mejor entendimiento. Pero los informes, evidencias científicas y datos no son suficientes para compañías como Exxon, quienes llevan más de 20 años tratando de denegar el evento más preocupante de nuestra historia. Y sin embargo, lo sabían. Sabían que estaban apostando por medidas que irían en detrimento del mundo. Así lo muestra un email de la compañía recientemente sacado a la luz.

Un email para destaparlos a todos

ExxonMobil es la compañía petrolífera más grande del mundo. Sus prospecciones y extracciones han sido motivo en más de una ocasión de la preocupación científica y ciudadana por el medio ambiente. Aún peor, la compañía es conocida por su viva negación del calentamiento global. De hecho, la compañía ha sufragado diversos estudios que trataban de demostrar que la existencia de un cambio climático con relación antrópica (humana) era falsa. De pronto, esto ha tomado un carácter aún más grave desde el momento que ha salido a la luz cierto e-mail. El correo, escrito por Lenny Bernstein, antiguo experto en consecuencias climáticas de Exxon, es la respuesta a una consulta sobre ética industrial hecha por el Instituto de Ética Profesional y Aplicada de la Universidad de Ohio. El tema a tratar se centra en la prospección de gas en Natuna, Indonesia. Pero, ¿qué dice la carta?

Bernstein deja claro en el texto que Exxon estaba ya en 1981 al tanto de el probable impacto que podría tener esta operación en el clima. “La reserva está constituida por un 70% de CO2”, describe, “y el método usual de 1981 para separar el CO2 del gas era dejarlo que se escapara a la atmósfera”. “[…] En los 80, Exxon necesitaba entender el potencial que tenían las preocupaciones sobre el cambio climático y qué implicaban sobre la regulación que afectaría a la reserva de Natuna y otros posibles proyectos”. El CO2 es el principal gas de efecto invernadero, así como un regulador climático global. La cantidad existente en la reserva de Natuna, como explica Bernstein, la hubieran convertido, probablemente, en el principal punto único de emisión de gas a la atmósfera. A nivel mundial. La reserva nunca fue desarrollada, aunque la empresa no ha explicado las razones para ello. Aunque ahora Exxon ha declarado que nunca ha negado la existencia del cambio climático, lo cierto es que existen numerosas evidencias (y más de 16 millones de dólares) que muestran que Exxon ha estado 20 años denegándolo. Y lo ha hecho, tal y como muestra el correo, a sabiendas del posible perjuicio que esto podría ocasionar.

El cambio climático es una realidad negada

En primer lugar, no hay que confundir calentamiento global con cambio climático, que engloba al primero. Pero lo cierto es que ambos son un hecho crítico e importante. La preocupación social sobre este tema surgió en 1988, tras la declaración ante el congreso de los Estados Unidos por parte de James Hansen que indicaban que los gases de efecto invernadero eran un peligro inmediato y estaban producidos, principalmente, por los combustibles fósiles.

Desde entonces, el debate ha sido muy agresivo. A veces, incluso, totalmente contraproducente. La industria energética, en general, ha tratado de atacar y presentar evidencias constantes de la inexistencia del calentamiento global. Esto, unido a una defensa excesivamente efusiva por parte de colectivos ecologistas, sustentadas con pocas evidencias científicas, ha provocado una división en la opinión pública.

Una división de opiniones que se está borrando poco a poco a medida que la ciencia va haciendo su trabajo, lenta pero inexorablemente. Y es que la sobre-reacción de los colectivos ecologistas dieron con el rostro en la tierra al aportar, en un primer momento, trabajos de poca calidad que sustentaran sus afirmaciones. Afirmaciones que ahora comprobamos que son ciertas. Pero el daño ya estaba hecho. A día de hoy todavía hay más de un escéptico que duda de la existencia o el origen del cambio climático. Es más, todavía se tratan de presentar trabajos científicos que intentan negar su existencia. Pero el consenso científico está cada vez más decantado por su existencia. Y aún más importante: por sus consecuencias.

Probablemente esto sea lo más difícil de evaluar. Aunque la ciencia es capaz de prevenir sucesos observando los hechos, nos enfrentamos a un problema de proporciones mundiales y que no hemos visto hasta la fecha. Los científicos más alarmistas prevén una consecuencia similar a la de las mayores catástrofes, que asolan nuestro planeta cada cierto tiempo, pero de la cual tenemos mucha responsabilidad. Los más moderados predicen, igualmente, la muerte de millones de personas en un futuro. Los gobiernos parece cada vez más concienciados al respecto. Sin embargo, la presión de las empresas y los intereses económicos, un problema más inmediato, coartan a veces las medidas propuestas por los paneles científicos. Medidas que ya no quieren evitar el cambio climático, cosa que parece imposible a estas alturas, sino reducir las consecuencias más extremas de éste. Y es que, a pesar de que hay empresas que ya sospechaban las consecuencias de sus actos, 20 años atrás, esto no ha servido nunca para poner remedio. Un remedio para el cual puede que ya lleguemos tarde.

AP.NET
Unidad de Investigación

Acerca de Fredy Pariasca

Fredy Pariasca // Periodista. Escritor, investigador y un apasionado por la libertad, veracidad e independencia. Jefe de Informaciones: Fredy Pariasca Pérez / Reg. 8447-ANP :::::::::::::::::::::::::::::::: AGENCIAPERU.NET La nueva imagen del periodismo peruano… Presente en los acontecimientos más importantes, con profesionales en busca de la verdad y la exactitud de los hechos, con valentía, imparcialidad e independencia. Agenciaperu.net cuenta con tecnología digital de avanzada y una red de corresponsales en todo el Perú y el extranjero.