martes , diciembre 11 2018
Noticias Destacadas
Inicio / Deportes / Otros / Entrevista/ Marcos Balcázar: “En el ajedrez sigue el problema con la dirigencia”
Entrevista/ Marcos Balcázar: “En el ajedrez sigue el problema con la dirigencia”

Entrevista/ Marcos Balcázar: “En el ajedrez sigue el problema con la dirigencia”

Balcázar fue presidente de la comisión transitoria de ajedrez del año 2004 luego que se comprobara hubieron elecciones fraudulentas. Aquí cuenta su experiencia dentro de la administración política de la FDPA

Cuando ingresabas, hace menos de dos meses, a la página web oficial de la Federación Deportiva Peruana de Ajedrez (FDPA), un anuncio de rojo y blanco aparecía en la pantalla: ¡Señal que avanzamos! ¡Perú entre 10 mejores en Bakú! Un hito logrado hace dos años, que hasta ahora, enorgullece a los miles de peruanos que amamos este deporte.

Ahora, a raíz de la denuncia que presentó la Maestra Internacional (MI) Ingrid Aliada por acoso contra su entrenador, Dorges Heredia, la página se encuentra no habida. Apenas una mención en la web del Instituto Peruano del Deporte (IPD). No obstante, el ajedrez peruano también ha presentado problemas antes del que en estas semanas se ha dado a conocer. Y ese es el caso de la administración del año 2005.

Encontramos a Marcos Balcázar en su oficina en Santa Beatriz. Rodeado de papeles, libros y un modesto tablero de ajedrez, el abogado y ex presidente de la FDPA nos recibe a pesar de la ligera parálisis facial que padece desde hace unos años. Pero ni ello es impedimento para que cuente lo que sucedió en ese año, donde los problemas internos abundaban en la federación.

Corría el año 2004 y se preparaban las elecciones para elegir al Presidente de la FDPA.

“Eran inicios de ese año cuando el gran maestro (GM) Henry Urday quedó reelecto como presidente. Recuerdo que hubo cosas que presumieron de malos manejos y, por otro lado, hubo desacuerdos porque aparentemente las nuevas elecciones se habían amañando para que Urday sea reelegido”, rememora Balcázar.

“Todos decían que habían votado por Milton Iturri, el contrincante. Entonces se hablaba de fraude”, continúa.

Los rumores sobre las elecciones amañadas llegaron hasta el Instituto Peruano del Deporte (IPD)  quién, con la ley vigente que le permitía intervenir en las federaciones, colocó una comisión transitoria para que manejara el ente. “Más que nada el ámbito deportivo, para que no cesaran las actividades, mientras se solucionaba el tema diligencial”, declara Marco.

“En tal sentido el IPD me nombró como presidente de la comisión transitoria, junto al maestro FIDE (MF) Javier García Toledo y al maestro internacional (MI) Mario Belli Pino. Los tres fuimos miembros de la comisión durante un año”.

Tal y como cuenta Balcázar, la situación de la federación era deplorable para esos años. Dentro de las instancias no se poseía un teléfono, una impresora o papel para redactar las nuevas normativas. Hasta los baños eran horribles. Y para rematar, se poseían deudas con diferentes árbitros. Y bajo ese contexto se realizó el torneo preolímpico, clasificatorio para las olimpiadas en Turín, Italia.

“Había materiales (relojes, tableros) que se habían prestado a diferentes personas. Incluso se habían dado relojes como garantía de préstamo de dinero. Se le debía cantidades considerables a varios árbitros que habían arbitrado varios eventos y no se les había cumplido sus honorarios. Y en el salón principal de la federación, los baños eran ¡dios mío!… horrible. El IPD me dio S/ 1 500 e hicimos algunos arreglos en la infraestructura. Y comenzamos a saldar algunas deudas”.

¿Qué otro asunto recuerda de esa época?

El club internacional de Arequipa se había quedado con un número importante de relojes de ajedrez. Debí enviarles una carta notarial desde Lima diciendo que si en 72 horas no devolvían los relojes los iba a denunciar por apropiación ilícita. Recuperé nuevamente todo el material de la federación y reiniciamos todas las actividades propias del ajedrez.

¿Qué tipo de actividades?

Por ejemplo, teníamos que constituir ligas dentro del ajedrez porque la ley del deporte, en ese momento, exigía la existencia de clubes, y que cada cierta cantidad de clubes formaran ligas. Cada institución tenía que inscribirse en el Registro Nacional de Deporte (RENADE) conformándose como asociación e ir a Registros Públicos. Lamentablemente, no hay instituciones fuertes en el Perú. El único club que tenía inmueble propio es el club Magdalena. Por eso tuvimos que colocar en disquetes modelos de una minuta de Constitución deportiva más toda la documentación y enviarles con instrucciones a cada club en los diferentes rincones del país. Se inscribieron muy pocos.

Perú tenía la tradición, rota para la fecha, de nunca faltar a una olimpiada de ajedrez. Del torneo preolímpico saldrían los diez peruanos a participar en Turín 2006. Cuatro varones y dos suplentes, tres damas y una suplente. Pero llegó el problema de siempre: la falta de presupuesto. “El IPD me había prometido pasajes para el equipo pero al final dijeron que no había dinero”, lamenta Balcázar.

“Luego de luchar nos dieron cuatro pasajes pero faltaban más. Con Julio Granda nos fuimos a la fundación Añaños y nos obsequiaron uno más. Por ahí se consiguieron otros dos. En ese momento no podía dejar que (la tradición) se rompa. Entonces mandamos a todos los titulares pero sin suplentes”.

El equipo peruano participó honrosamente, pero debido al cansancio y fatiga, la última fecha del torneo quedó para el olvido. Y así llegó al final la comisión transitoria y la presidencia de Marco Balcázar.

Y, ¿por qué crees que existe la creencia que el IPD no da tanto apoyo al ajedrez como a otras delegaciones deportivas?

Es mentira eso de que el futbol tiene más apoyo por parte del Estado que el ajedrez. Lo que sucede es que el futbol se autofinancia porque, a diferencia de otros deportes, cada club de futbol aporta un dinero a la Federación. Los derechos televisivos, el alquiler de los estadios, dejan un dinero a la Federación. Hoy en día más bien en el ajedrez sigue el problema con la dirigencia.

Aunque deportivamente se muestra un avance, el aspecto interno deja muchas cosas que desear. Inclusive, el actual presidente de la FDPA, Boris Ascue, es cuestionado por haber sido electo teniendo antecedentes penales en su haber. La Segunda Sala del Consejo Superior de Justicia Deportiva y Honores del Deporte falló en contra suya. No obstante, aún sigue manteniendo el cargo. La sociedad ajedrecista del Perú ya no quiere más comisiones transitorias.

Por: Kelly Cubas Champa/Reportera AP.NET

Acerca de Mario Polo Vargas