lunes , diciembre 17 2018
Noticias Destacadas
Inicio / Reportajes / Entrevistas / La Huaca Santa Catalina: Un lugar sagrado en La Victoria
La Huaca Santa Catalina: Un lugar sagrado en La Victoria

La Huaca Santa Catalina: Un lugar sagrado en La Victoria

Ubicado en una de las zonas residenciales de este popular distrito, esta reliquia cultural alberga historia

Considerado por los historiadores como uno de los lugares sagrados y ceremoniales que el distrito de La Victoria puede albergar. La Huaca Santa Catalina, ubicado en la zona residencial del mismo nombre, dentro del parque “Boy Scout” cerca a las avenidas transitadas de Nicolás Ayllón y Javier Prado.

Según la información brindada por el museo de sitio que esta huaca alberga, este lugar fue una especie de “tambo”, que significa lugar de descanso, pero lo más importante fue su uso como centro administrativo y religioso.

Fue construido entre los periodos Intermedio Tardío y Horizonte Tardío, la huaca es perteneciente a la Ychma, es una cultura muy poca conocida, pero tuvo su ocupación en los valles de los ríos Chillón, Lima y Lurín. Según los investigadores, esta cultura creció después de la caída de la cultura Wari, pero eso fue hasta el año 1470 D.C., cuando el inca Pachacútec los conquista.

Pero fue en la época colonial, donde ya los españoles destruyeron muchas de estas porque al considerarlas sagradas creían erróneamente que se encontraban llenas de oro y plata, muchas huacas fueron salvajemente profanadas, otras sirvieron como canteras de barro para hacer adobes y construir casonas coloniales y haciendas.

Hace poco que acaba de abrir otra vez sus puertas al público, pero las visitas son escasas a este huaca, según pude conocer que los guías “siempre salen” y al caminar por los alrededores la gente observa y tiene que esperar a la “suerte” para que puedan acceder a la huaca y disfrutar del paisaje del distrito victoriano.

Hablemos un poco más de las funciones de esta huaca, donde su monumento o nivel superior es el lugar para observar los canales de agua que este complejo arqueológico posee, pero sus 2 funciones principales fueron la de administrar y la de un lugar religioso.

Administrativo, por la presencia de grandes tinajas ubicadas en el primer, segundo, tercer y cuarto nivel, así como laberintos donde en algunos el acceso es restringido y la de un centro religioso por los espacios funerarios ofrecido a los que gobernaban el lugar y al cementerio que rodea a esta huaca.

La Huaca Santa Catalina está hecha de adobe, los bloques y paredes fueron ganando volumen y altura mediante el relleno de cuadrados y piedras, tierra, grava y gravilla. La estabilidad de las paredes se logró con muros de contención simple o doble de tapia, según el estudio de varios investigadores.

Este espacio de restos arqueológicos está compuesto por una construcción en forma de pirámide escalonada casi cuadrangular, con la dirección de su parte de observación orientada al este, donde se puede apreciar una rampa escalonada. Esta incluye distintos habitaciones en formas rectangulares y una columna de forma cilíndrica que es la base de la huaca.

Fue lugar de estudio recién en los años 70, donde se realizaron  investigaciones arqueológicas donde se rescataron cerámicas, textiles, utensilios, adornos funerarios, restos de esqueletos humanos, entre otros  pertenecientes a la cultura Ychma, mientras que hoy en día la huaca está bajo la gestión del municipio de La Victoria, debido a que antes estaba en completo abandono.

De vez en cuando se realizan actividades en este lugar como pequeñas ceremonias similares al Inti Raymi y temas por el estilo, también posee un pequeño museo con los materiales encontrados en la huaca, museo que ese día no pude ingresar por los motivos ya mencionados. Todos estos motivos son razones suficientes para visitar la huaca Santa Catalina.

Además se pudo averiguar que desde el municipio victoriano se encarga por el mantenimiento de La Huaca, se han venido realizando diferentes eventos culturales como La Cantata en honor al Señor de Sipán, desfiles de moda de origen étnico y los festivales anuales de las ediciones Jazz Perú Internacional.

En total son 12 huacas que el distrito de La Victoria alberga, siendo la de Santa Catalina, la que tiene más mantenimiento, otra huaca que viene a ser o pretende a ser mantenida, es la Huaca N° 2 Santa Catalina, que es un patrimonio cultural no solo para los vecinos sino para Sencico, que considera a esta huaca como objeto de estudio.

Lamentablemente, este huaca ubicada en parque Antonio de la Guerra, se ha convertido en un lugar muy peligroso por las noches, debido a la presencia de drogadictos y delincuentes que suelen asaltar con arma blanca o de fuego.

Volviendo sobre el tema de la Huaca Santa Catalina, el mantenimiento del parque “Boy Scout” hace que la huaca no se encuentre en un paisaje desolado, es más, en las noches al prender las luces de todo el lugar, se nos regala una vista panorámica con buena iluminación, que en mi manera, los vecinos del distrito y en visitantes deben saber apreciar.

La atención es de lunes a viernes, en dos turnos de 9:00 a.m. a 1 pm y de2 pm a 5 p.m., los vecino que transcurren por este parque me recomendaron que vaya en la mañana, en las tardes el guía en ocasiones no está y el museo sin un guía simplemente no lo abren.

La puerta de acceso a la huaca siempre para cerrada, solo debemos tocar para que él nos abra las puerta del lugar, pero en ocasiones él tampoco está presente y por eso si te a través a  visitar el lugar debes tener “suerte” para poder conocer de este complejo arqueológico y si quieres asistir a los muchos de los eventos que se realiza aquí en necesaria entrar a la web de la Municipalidad de La Victoria y a la agenda cultural de la Municipalidad Metropolitana de Lima y del Ministerio de Cultura.

Por: Diego Velásquez Lara / Reportero AP.NET

 

Acerca de Mario Polo Vargas