jueves , octubre 18 2018
Noticias Destacadas
Inicio / Ciencia e investigaciones / La posible vida en Marte
La posible vida en Marte

La posible vida en Marte

En algunos años podríamos colonizar el ‘planeta rojo’

A mediados del 2015, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) declaró el descubrimiento calificado como extravagante: nuestro planeta vecino, Marte, alberga agua en estado líquido, para ser precisos, corrientes de agua. Este acontecimiento nos da a entender que hay una alta posibilidad de que exista vida en “el planeta rojo”, aunque nada está dicho.

En 1976, la NASA aterrizó naves robot conocidas como Viking 1 y Viking 2 en Marte. Uno de estos módulos de aterrizaje funcionó allí por casi 4 años y el otro duró más de 6 años.

Una cantidad considerable de científicos coinciden en que los resultados no muestran una certeza sobre las señales de vida en Marte. La nave envió miles de fotografías del área, donde se aprecian los detalles del suelo en general cerca al punto de aterrizaje. Sin embargo, las cámaras no captaron ningún tipo de ser viviente desplazándose por los alrededores. En un futuro se enviarán naves que exploren las zonas subterráneas del planeta vecino.

¿Podría haber vida en Marte?

La existencia de agua ha conmocionado a la comunidad, pues sabemos que el H2O es primordial para la supervivencia de todo ser vivo, por ello las probabilidades de la posible vida en Marte sean más altas. Recordemos que el hecho de haber agua no garantiza que haya vida, solo lo hace un planeta habitable.

Mary Beth Wilhelm, investigadora del Centro Arnes de la NASA explica que es muy difícil determinar la respuesta a esa pregunta, y antes de llegar a alguna conclusión, lo primero será “determinar lo habitable que es el entorno, lo extremas que son las condiciones en el planeta”.

“Lo increíble del descubrimiento es el hecho de que significa una posibilidad real de presencia de microbios en el planeta, organismos vivos unicelulares básicos”, sostiene el investigador del Museo de Historia Natural de Londres abocado a los estudios sobre Marte, Joe Michalski.

Los estudios también afirman que Marte tuvo un océano de alrededor del 19% de toda su superficie, además, un análisis de la atmósfera del planeta y su comparación con la concentración de agua en un meteorito marciano de 4.500 millones de años demuestran que, desde entonces, el planeta ha perdido el 87% de toda su agua.

Por otra parte, un estudio de científicos de la Universidad de Wageningen, en los Países Bajos, reveló que al menos cuatro plantas terrestres pueden cultivarse en suelo marciano: centeno, rábano, tomate y frijoles. Además, en marzo de 2017, científicos peruanos del Centro Internacional de la Papa (CIP) publicaron estudios sobre el cultivo del tubérculo en condiciones similares a la superficie del ‘planeta rojo’ con resultados positivos. La posibilidad del cultivo es fundamental si se piensa en la posibilidad de colonizar Marte.

Bacterias terrestres

En 2013, en una reunión de la Asociación Americana de Microbiología, expertos de la Universidad de Arkansas presentaron un análisis de muestras halladas en el sistema de vuelo y el escudo térmico del Curiosity, enviado el 2012 a Marte, y se identificaron 65 especies bacterianas, la mayoría del género Bacillus.

Los metanógenos, bacterias pertenecientes al dominio Archaea, uno de los organismos más antiguos de nuestro planeta, son los que tendrían más probabilidades de sobrevivir en tierras marcianas ya que no necesitan oxígeno, nutrientes orgánicos ni de la fotosíntesis para vivir. Además estos se desarrollan bien en ambientes de dióxido de carbono, el principal componente de la atmósfera de Marte.

Futura misión en busca de vida

Wilhelm explica que este descubrimiento requiere de muchos más estudios, y que probablemente en 2020 se envíe de nuevo al robot Curiosity para buscar señales de vida junto a las investigaciones realizadas en la Tierra. Es fundamental “determinar cuánta agua hay y su origen, que todavía es un misterio. Esos serán nuestros siguientes pasos”, afirma.

Acerca de Mario Polo Vargas