martes , noviembre 21 2017
Noticias Destacadas
Inicio / Reportajes / Entrevistas / Los agujeros negros un enigma del espacio
Los agujeros negros un enigma del espacio

Los agujeros negros un enigma del espacio

La existencia de los agujeros negros y de gusano son aún un misterio para la comunidad científica

Para hablar sobre los agujeros de negros y agujeros de gusano, tenemos que remontarnos a 1915, cuando Albert Einstein publicó la teoría general de la relatividad. Este nos indica que el espacio y el tiempo se pueden unificar creando el espacio-tiempo. Además, la gravedad ya no sería considerada una fuerza, como se creía, sino como una deformación del espacio-tiempo, ya que los objetos con mayor masa deforman este, modificando la trayectoria de otros objetos. Un claro ejemplo de lo último es nuestro sistema solar.

Karl Schwarzchild descubrió que la velocidad de escape de un objeto depende tanto de la masa como del objeto del que quieras escapar. Es decir si un objeto de cualquier masa se comprime haciéndose lo suficientemente pequeño, la velocidad de escape alcanzaría los 300.000 km/s, o sea que ni la luz escaparía. Esto es considerado como un agujero negro.

Por ejemplo, una estrella al menos 30 veces más grande que nuestro sol, luego de cientos de millones de años de gastar todo su combustible atómico, ya no tiene nada que botar, por lo tanto se colapsaría sobre sí misma. Lo que seguiría a eso es una supernova y posteriormente, esta se convertiría en un agujero negro.

Un agujero negro absorbe todo lo que se encuentre a su paso y esté lo suficientemente cerca como para alcanzarlo. El punto de no retorno, es también llamada horizonte de eventos, es decir que cualquier cosa que traspase esto ya no podrá escapar y será absorbido en un proceso que separa cada cosa hasta reducirla a átomos.

Los agujeros negros son invisibles. Solo podrían ser detectados los efectos que estos causen a su alrededor o también podrían ser detectados por las ondas gravitacionales que producen al crearse o al colisionar con otro agujero negro. Además en el centro de este se encuentra una singularidad que es un punto que tiene mucha masa pero que no tiene volumen. Esto puede ser tan masivo que la curvatura del espacio-tiempo es infinito, dentro de una agujero negro la física y las matemáticas dejan de tener sentido.

Hay una posibilidad que un agujero negro sea también un agujero de gusano o también llamado túnel Einstein – Rosen, ya que la teoría fue creada por Albert Einstein y Nathan Rosen. Esta propone que un agujero de gusano es una forma de conectar dos regiones distintas del espacio-tiempo para que sirva como un atajo. Es decir, viajar de un lugar del universo a otro completamente lejano, en menor tiempo que recorriendo todo el camino.

Los agujeros de gusano, por el momento, son solo una teoría de las ecuaciones de Einstein. Jamás se ha visto uno ni se sabe si realmente existan. Pero quién nos asegura si son realmente parte de la naturaleza. Se especula que estos agujeros también podrían ser creados, pero en esta época es prácticamente imposible pensar si quiera en cómo podría ser el proceso. Además en caso se encontrara uno, sería difícil mantenerlo abierto porque estos tendrían una tendencia al colapso y se necesitaría materia negativa para mantenerlo estable, materia que ni sabemos si exista realmente.

Además estos agujeros no solo podrían llevarnos a otro lado del universo, sino también a otro tiempo, pero como plantea Einstein en su teoría de la relatividad, solo podrían ser posible los viajes hacia el futuro. Entonces, los agujeros de gusanos podrían ser la clave para los viajes en el tiempo, pero también hay que preguntarse, en caso logremos encontrar uno alguna vez y viajar a otra galaxia como en la película ‘Interstellar’, ¿tendremos tecnología suficientemente avanzada como para lograr explorar? ¿Se usará de forma responsable y conociendo nuestros límites?

Si existen agujeros negros y hay una posibilidad de que existan agujeros de gusano, ¿por qué no pensar en agujeros blancos? Estos en teoría serían lo contrario a los agujeros negros. En lugar de absorber todo a su paso, botarían energía y materia, donde uno de los principales responsables en la creación de galaxias. Pero como los agujeros de gusano, estos solo quedan en la teoría como una posibilidad.

Sin duda, pensar en estos temas nos hace sentir a nosotros como cosas insignificantes en este vasto universo. Son cosas que muchas veces escapan a nuestro entendimiento y que solo estarían presentes en nuestra imaginación, pero pese a eso poco a poco el hombre va descubriendo y descubriendo más. Esperemos que en algún momento tengamos respuestas a todas las preguntas sin responder sobre el universo.

Por: José Astete-Reportero AP.net

Acerca de Mario Polo Vargas

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.