miércoles , diciembre 19 2018
Noticias Destacadas
Inicio / Vivir / Salud / Consejos médicos / Los probióticos no serían tan buenos como los vende la publicidad
Los probióticos no serían tan buenos como los vende la publicidad

Los probióticos no serían tan buenos como los vende la publicidad

Los resultados fueron publicados en la revista Cell y representanta un duro golpe para los promotores, y consumidores, de estos productos

Los antibióticos han transformado la medicina y la lucha contra las infecciones bacterianas. Pero todo tiene un precio y su consumo, cada día más generalizado, está asociado a una variedad de efectos gastrointestinales. Los “probióticos”, compuestos con “bacterias buenas” buscan repoblar el microbioma de los pacientes,pero una reciente investigación cuestiona sus efectos en los pacientes.

Un grupo de investigadores de Israel, encabezados por Jotham Suez, llevaron a cabo una de las evaluaciones más completas sobre el tema en la que analizaron el desempeño de los probióticos en ratones y humanos.

“El estudio demuestra que la supuesta protección inducida por probióticos de los efectos adversos asociados con antibióticos puede no estar exenta de riesgos”, anotaron los científicos. Al igual que cualquier otro tratamiento médico, concluyeron, su actividad potencialmente beneficiosa repelente de patógenos (que queda por demostrar o refutar) puede acarrear un riesgo de impacto que afecte adversamente la tasa y el grado de recolonización de las bacterias originales del individuo.

Al estudiar las bacterias en las heces de los individuos que participaron en el estudio y también las que habitaban en el intestino, los científicos descubrieron que mientras los probióticos colonizaban el tracto gastrointestinal de algunas personas, el microbioma intestinal de otros acababa por expulsarlos. “Algunas personas aceptan los probióticos en el intestino, mientras que otras simplemente las pasan de un extremo a otro”, comentó  el inmunlógo Eran Elinav del Instituto de Ciencia Weizmann en Israel a la revista New Scientist.

Al comparar pacientes que recibieron probióticos con un grupo que no los recibió luego de un tratamiento con antibióticos, los científicos se llevaron una sorpresa. “Los probióticos impidieron muy potente y persistentemente que el microbioma original volviera a su situación original”, dice Elinav a la revista New Scientist. “Esto fue muy sorprendente y alarmante para nosotros. Este efecto adverso no ha sido descrito hasta la fecha”.

Por: Sergio Espinoza/ Reportero  AP.net

Acerca de Mario Polo Vargas