viernes , octubre 19 2018
Noticias Destacadas
Inicio / Slideshow / Maltrato animal no solo es producir dolor
Maltrato animal no solo es producir dolor

Maltrato animal no solo es producir dolor

reportaje_maltratoanimalnoessoloproducirdolor_91016

El maltrato animal no solo es considerado cuando el atacante produce dolor, sino también el mantenerlos en instalaciones inadecuadas, donde se pone en riesgo la salud de los mismos

En la actualidad, la Ley N°30407, que se promulgó el pasado 8 de enero del presente año, establece entre tres y cinco años de cárcel a quienes maltraten a los animales. El gobierno peruano establece las condiciones necesarias para brindar protección a las especies de animales vertebrados domésticos o silvestres y para reconocerlos como animales sensibles.

La presidenta de la Asociación Peruana de Protección a los Animales (ASPPA), manifestó que las denuncias han aumentado más del 70% desde que se promulgó la ley de protección hacia los animales. Ahora, hay mucha gente que levanta la voz, a comparación de antes que no decían nada, por el simple hecho que nada iba a ocurrir, porque no existía una ley que los respaldaran.

Quien maltrata a un animal tiene algún desorden mental

Según la psicóloga, Lupe Maestre, manifiesta que las personas que maltratan a los animales tienen sin duda algún tipo de desorden mental, “Estas personas sádicas encuentran en estos animalitos a sus víctimas para desfogar desde tensiones hasta fantasías de crueldad del peor calibre”.

La psicóloga recomendó a todos los padres de familia observar siempre los comportamientos de sus hijos, y de las personas que se encuentren a su alrededor, “Cuando observemos a nuestros hijos o personas de cualquier edad teniendo algún tipo de práctica sádica, consideremos que deben ser atendidas de inmediato. Estas conductas generalmente están asociadas a desórdenes psicopáticos de la personalidad”.

La Personalidad Psicópata

El Psicópata, posee una personalidad anormal, y se la diagnostica el Manual de diagnóstico de Psiquiatría dentro de los trastornos de personalidad antisocial.

Dentro de esta categorización, podemos encontrar un amplio espectro de grados diferentes de manifestación, desde el criminal, hasta una persona aparentemente integrada al entramado social, que trabaja, estudia, tiene hijos, familia. Y, esto los hace especialmente peligrosos.

La característica principal de estas personas es que tienen anestesia afectiva, no sienten culpa, por lo tanto, ellos no son los que sufren. Sienten cólera, ira, tristeza, cuando las cosas no salen como ellos quieren.

Casos lamentables

En los últimos meses otros casos de agresiones a animales se han registrado en el país. Aquí un recuento de los penosos episodios:

Perros Burriers:

Dos perros de raza San Bernardo iban a ser utilizados por una organización de narcotráfico para sacar droga del país. Producto de la cirugía, uno de los perros ‘Bombón’ falleció, y en este operativo fue detenido un ciudadano de nacionalidad mexicano-italiana identificado como Giussepe Tombolan Gonzales de 22 años.

Bocado para animales:

Una denuncia de vecinos de la urbanización Las Praderas puso de manifiesto la forma que ladrones operaban en este lugar para robar las exclusivas viviendas. Los hampones ingresaban por los cerros a estas casas y tiraban alimento con veneno en los jardines y los canes comían el bocado. De esta forma, los delincuentes podían ingresar a las residencias sin despertar sospechas.

En laboratorios

En mayo del 2013, la asociación Patitas SOS mostró fotos de un terrible hallazgo en el laboratorio de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Facultad de Zootecnia, en la Universidad Nacional de Piura (UNP). En las imágenes se ve a ocho perros en un pozo lleno de formol.

El caso fue descubierto a raíz de la búsqueda del perro “Chocolate”, que desapareció una semana antes del hallazgo. El animal fue encontrado muerto en el laboratorio de Medicina Veterinaria de dicha casa de estudios.

Algunos de los anteriores casos son puestos al descubierto por los mismos abusivos o vecinos que logran captar las imágenes para que puedan ser castigados bajo la ley de protección animal.

Con esta ley, queda prohibida toda práctica que pueda atentar contra la protección y el bienestar del animal, como las amputaciones quirúrgicas o cirugías innecesarias que puedan limitar la capacidad de expresión de comportamiento natural de la especie. Solo se permiten aquellas que sigan indicaciones médicas.

Por: Kimberly Fernández Sánchez

Acerca de Mario Polo Vargas