sábado , septiembre 22 2018
Noticias Destacadas
Inicio / Especiales / Miradas perturbadoras: La repugnancia de un enfermizo deseo sexual
Miradas perturbadoras: La repugnancia de un enfermizo deseo sexual

Miradas perturbadoras: La repugnancia de un enfermizo deseo sexual

La comercialización y distribución de pornografía es considerado un negocio rentable a nivel mundial, pero, ¿qué sucede cuando involucra a menores de edad? Y ¿Qué hay detrás de la pornografía infantil? ¿Por qué se producen estos contenidos? Y ¿qué acciones se están realizando para combatirlos?

María, como la llamaremos, es una niña que fue víctima de perversidades por parte de su tío. “Hace algunos meses hubo un caso de tocamientos indebidos. Se trataba de una menor que le tenía miedo a un tío. Siempre que pasaba el tipo, la niña se escondía detrás de mi pupitre; y para mí fue extraño. Un día le pregunté: ¿quién es el señor que está ahí? Ella respondió: es mi tío, pero no lo quiero ver a ese señor; mientras me cogía el brazo temblando. Luego de investigar, nos dimos con la sorpresa que este tipo abusaba de la menor desde que ella tenía 6 años” Fue la confesión del profesor Alexander Malca, docente que labora en el colegio 3043 Ramón Castilla en San Martín de Porres.

La niña resultó afectada y además, el familiar que perpetró el hecho, resultó ser un consumidor de pornografía infantil, que es toda representación por cualquier medio, de un niño, en situaciones de sexo explícito. En muchas ocasiones, el video que se filma como resultado de un abuso sexual en contra de niños o adolescentes, termina comercializándose en lugares como el centro comercial ‘El hueco’ o ‘Polvos Azules’, en este último, se logró capturar a un vendedor de este material repugnante, gracias a un reportaje de investigación hecho por el noticiero ‘Panorama’ hace aproximadamente un año.

La legislación peruana es clara. En el artículo 183 del código penal se menciona que: “El que posee, produce o comercializa contenidos pornográficos con menores de edad, será sentenciado con 4 a 6 años de cárcel”. Y de existir violación sexual y si la víctima es menor a 7 años, la pena será a cadena perpetua.

Por su parte, el Ministerio Público, aseguró que posee 436 denuncias de pornografía infantil desde el 2004. La mayor de estas cifras es de 122 denuncias que corresponden al año 2012 y 147 denuncias en el 2014.

La psicóloga Victoria Lagos explicó que, estas personas consumen este tipo de productos, porque en alguna etapa de sus vidas, fueron víctimas de algún abuso. “Personas que padecen de algún retraimiento, dificultades en sus habilidades sociales, baja autoestima, inseguridad y alto nivel de ansiedad; y que muchas veces requieren satisfacer ese deseo sexual, a través de la masturbación, viendo imágenes pornográficas. En el caso de los pedófilos, ellos son más inmaduros y la única forma en la que ellos se sienten bien, es cuando tienen el poder y pueden manipular la situación. La niñez para ellos simboliza la inocencia”.

En una entrevista por vía telefónica a la UNICEF (Organización de las Naciones Unidas para la infancia) nos mencionaron que: “Nosotros en este momento no tenemos especialistas en ese tema, porque las prioridades se fijan de acuerdo a los requerimientos del país y, estamos trabajando en otros temas como violencia familiar”.

Ante el avance de tecnologías, se ha visto reducida la capacidad de acción, de los distintos entes estatales que se encargan de los delitos informáticos. En efecto, ante este panorama, surgen organizaciones no gubernamentales para combatir este problema.

Consultamos a Dimitri Senmache, presidente de la RCPI (Red Peruana contra la Pornografía Infantil) y manifestó que, aquellos que no consideran el problema como una prioridad, desconocen la realidad del país. “Ministros o congresistas desconocen absolutamente la realidad del país. Llegaron a ser autoridades porque Dios es grande o porque pudieron poner plata en una campaña, pero no porque han hecho política. La explotación sexual ha aumentado en los últimos años, porque el agresor tiene recursos más fáciles para conseguir a nuevas víctimas”.

La RCPI cuenta con dos portales webs sobre la pornografía infantil: ‘Navegando Seguros’ y ‘Seguros en Internet’, este último es un medio que recibe una denuncia sólo con información veraz, que busca proteger a los menores de pederastas, bullying, grooming y la explotación sexual infantil en Perú, un trabajo en conjunto con la empresa ‘Telefónica’. El otro sitio virtual, ‘Navegando Seguros’, también diseñado por esta ONG, cuenta con el apoyo de la embajada de Holanda; dirigido al público en general que sirve como fuente de información y prevención contra la pornografía infantil.

El principal obstáculo para combatir este problema, es la falta de compromiso político y social; tal y como lo menciona Dimitri Senmache: “Hay una ausencia total de compromiso. Esto es muy serio. Estas discusiones que tenemos, deberían ser discusiones abiertas entre partidos políticos, pero solo hay discusiones del día de la papaya o el día del emoliente, esas son las discusiones políticas que hay” dijo el presidente de la RCPI.

Ante esta falta de compromiso, la venta ilegal de pornografía infantil seguirá incrementándose de forma silenciosa en algunos centros comerciales, mientras que nuestros representantes políticos atienden otros asuntos “más importantes”.

especiales_pornografia2_310815

Por: Bryan Carpio / Reportero AP.NET

Acerca de Fredy Pariasca

Fredy Pariasca // Periodista. Escritor, investigador y un apasionado por la libertad, veracidad e independencia. Jefe de Informaciones: Fredy Pariasca Pérez / Reg. 8447-ANP :::::::::::::::::::::::::::::::: AGENCIAPERU.NET La nueva imagen del periodismo peruano… Presente en los acontecimientos más importantes, con profesionales en busca de la verdad y la exactitud de los hechos, con valentía, imparcialidad e independencia. Agenciaperu.net cuenta con tecnología digital de avanzada y una red de corresponsales en todo el Perú y el extranjero.