Viernes , septiembre 22 2017
Noticias Destacadas
Inicio / Especiales / Niñas casadas: Costumbre aceptada en países del África, Asia y Oriente
Niñas casadas: Costumbre aceptada en países del África, Asia y Oriente

Niñas casadas: Costumbre aceptada en países del África, Asia y Oriente

Los matrimonios forzados con niñas de ocho años son una aberración de la humanidad. Países de Asia como Yemen, lo aceptan. Pequeñas de seis, siete, ocho son forzadas a casarse con hombres que les llevan más de 30 años y muchas de ellas mueren forzadas a tener relaciones sexuales.

A esa edad deberían estar jugando con sus amigos, ir a la escuela, soñar con un futuro, no ser casadas y obligadas a entrar a un mundo adulto al cual muchas veces no sobreviven. Este es otra triste realidad de una niña de ocho años, quien murió luego de que su “esposo” la forzara a tener relaciones sexuales.

En el país bicontinental de Yemen, situado en Oriente Próximo y ubicado en África, las niñas son obligadas a contraer matrimonio con adultos. Es una tradición que las menores “deben cumplir” y que las personas de los pueblos aprueban como parte de sus costumbres.

Según La versión británica “The Huffington Post”, este  caso vuelve a abrir el debate sobre si esto es necesario ( necesitamos una muerte para que las personas despierten) una niña yemení, de tan solo ocho años, murió a consecuencia de graves lesiones internas provocadas por su “esposo”, de 40 años.

niña esposa 2

Rawan es la niña, identificada  sufrió un desgarro en sus genitales y una ruptura uterina, donde varias organizaciones en defensa de los derechos humanos piden que castiguen al marido, quien le quintuplicaba la edad.

La pequeña es sólo una de cuatro niñas obligadas a casarse antes de los 15 años en Yemen. Lo más terrible, es que Rawan había sido vendida por dinero. De eso se trató su corta vida: Nació, fue vendida por dinero, se casó y murió al ser forzada a tener relaciones sexuales.

Es tiempo de parar con este abuso. Las niñas que están siendo forzadas cruelmente a casarse y lo que es peor, mueren en el proceso. En todas partes están matando mujeres, tanto física como mentalmente.

Las protestas no se han dejado esperar y se han extendido en Yemen para denunciar el trágico final de Rawan, la menor de 8 años. Los ciudadanos se han echado a protestar a las calles.

A pesar de todo, las autoridades no han hecho nada para tomar cartas en el asunto y rechazan abrir una investigación. Este caso no es nada fuera de lo común.las familias pobres se ven obligadas a vender sus hijas, para obtener una remuneración económica a cambio. La guerra ha creado esta situación de miseria, y no hace más que potenciarla.

niñas espposas

Son 50 países en el mundo , específicamente en África Subsahariana, Asia Meridional y Oriente Medio, los que ven ele matrimonio, una solución a sus problemas económicos para poder pagar la educación de sus hijos varones o simplemente evadir la responsabilidad de educar a estas hijas , que son vistas como una carga a la familia en las que no aportan nada. Unicef lo confirmo, mientras que los esposos las moldean sus gusto, precisamente el matrimonio se da a los 7 años, pues es más fácil siendo pequeñas.

La hambruna que azota esta área del continente es asoladora. Los más afectados las niñas yemeníes, y a muchas ya les han costado la vida. El asunto es que esta situación, solo perpetúa la pobreza y el subdesarrollo, ya que estas niñas ya no van al colegio, dejan inconclusa su preparación, se dedican a ser madres adolescentes y lo cual conlleva a una maternidad con riesgos. Y si no aceptan la decisión de ser casadas, son mutiladas, violadas, golpeadas.

La mayoría de niñas desconoce el desenlace fatal de esa noche de bodas. Se resisten cuando el esposo quiere tener relaciones sexuales. Gritan patalean, pero eso solo agrava el momento porque llegan a ser golpeadas, forzadas, y si no las dejan mal heridas, quedan lisiadas  de los golpes o muertas.

En un informe de las Naciones Unidas, se da a conocer  este problema social. Empieza con la historia de Reem, una niña yemeni, a quien su padre la casa con su primo 21 años mayor. Tres días después, ella ya era una mujer casada, situación que la llevó a querer suicidarse cortándose las venas, pero no lo logró. Entonces, el esposo se la devolvió al papá, quien, a su vez, la dejó a cargo de la mamá, de quien estaba separado. Ella la llevó a un juzgado donde le respondieron que ellos no divorciaban niñas, a lo que Reem cuestionó, pero entonces, ¿cómo sí permiten que las niñas contraigamos matrimonio?

En estos países las niñas son vistas como estorbos, no como seres productivos, como lo es con los hombres. Existe un documental sobre Stephany Sinclair, “Muy joven para casarse”, en el que relata su historia de abuso y matrimonio forzado.

Stephany Sinclair_

Y aunque las cifras de matrimonios de niñas han disminuido, no se ve un final cercano de la barbarie. Hay mujeres como Tawakkol Karman, que se han convertido en activistas para pedir la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, además de establecer una edad mínima para el matrimonio. Pero, aunque las leyes lo prohíban, es una costumbre legendaria que no parece perder vigencia, sobre todo entre familias que ven los matrimonios de sus hijas como la solución a su miseria.

Según el fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), entre 2011 y 2020 más de 140 millones de niñas serán novias y cada día, 39.000 niñas menores de 18 años se están casando.

Un estudio hecho por UNICEF en el 2016, arrojo una cifra de 60 millones de niñas menores  de 18 años, casadas alrededor del mundo. Esta realidad no solo afecta esa área. En el Perú solo el 20% se estima que una menor  sea casada antes de cumplir los 18 años.

Por Laura Hidalgo

Acerca de Mario Polo Vargas