domingo , diciembre 16 2018
Noticias Destacadas
Inicio / Especiales / Pedro Villa: “La industria editorial en general es una industria de apuestas”
Pedro Villa: “La industria editorial en general es una industria de apuestas”

Pedro Villa: “La industria editorial en general es una industria de apuestas”

Pedro Villa, Director de Contenidos y Relaciones Institucionales en Cámara Peruana del Libro, nos comenta sobre la ley de libro y las industrias editoriales.

¿En qué consiste la ley del libro?

la ley del libro actual se promulga en el año 2003 y dentro de lo que propone, hay un enfoque fuerte en la promoción de la actividad editorial enfocada en el acceso a los libros por la disminución de costos, en ese momento había una industria editorial bastante débil. Se propone por el tema del acceso a los libros la eliminación del IGV a la venta de estos que ya existía previamente, pero en libros de carácter científico y educativo. En esta ocasión se empieza a aplicar de manera general a partir de la ley la de la exoneración del IGV a las ventas, es decir, no se cobra el 18% para la venta de los libros. Por otro lado, se emplea otro tipo de exoneración, la idea era que, en la producción editorial, las editoriales pudieran recibir un íntegro del IGV de sus procesos productivos, básicamente lo que es más fuerte es el costo de la imprenta pudieran devolverles el IGV para que competitivo y puedan disminuir los costos. Y si contaban con utilidades que se puedan invertir en la propia empresa. Por otro lado, hacia los autores se les exoneró del impuesto a la renta por regalías del derecho de autor. Eso en cuento a beneficios tributarios. También se especificaron varias cosas, se creó un Consejo Nacional del Libro y la Lectura integrado por representantes del Ministerio de Educación, gremio, etc. Se creó un fondo libro para tener recursos para la compra de libros y para hacer convocatorios para el fomento de la cadena de libro.

¿Cuáles fueron las dificultades?

primero que el Consejo Nacional del Libro y la Lectura se reunió dos veces, este consejo se llamó Promolibro, nunca hizo el trabajo de establecer políticas, metas a
largo plazo. Se hizo un plan que nunca se aprobó en el año 2006. solo funcionó una secretaria ejecutiva haciendo acciones muy específicas y puntuales del fomento de la

lectura poniendo módulos de libros sin ninguna metodología de selección de títulos o de cómo fomentar la lectura, se crearon espacios de lectura. La exoneración de impuesto a los autores se llega a eliminar en un momento porque se vence el plazo de seis años que se renovó por tres años y luego no se renovó en el 2013.

Luego, Promolibro fue absorbido por el Ministerio de Cultura, al Fondo Libro nunca se le dio dinero, y entre comillas nunca fue creado ese fondo. Existieron muchas cosas que no se llegaron a concretar. Ante las fallas, se empezó a trabajar un nuevo proyecto de ley entre la Cámara Peruana del Libro, editoriales independientes del Perú, el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional, un proyecto de ley más amplio basándose en las cosas que funcionaron y no funcionaron, que necesitaba actualizando a la realidad del contexto actual tecnológico social y beneficiar a todas las etapas de la creación del libro. Se está proponiendo mejorar los servicios tributarios que se mantenga la exoneración de IGV porque es un estándar a nivel internacional que los libros no tengan impuestos, también fondos para el fondolibro y que se compre libros
para las bibliotecas públicas, hay un fuerte componente en la necesidad de estas Y obligar a las municipalidades que sostengan una biblioteca nacional.

Además, que no solo se den libros de hace 30 años sino libros de ahora. La idea es esa básicamente, y ahora el libro es un concepto que se está aplicando al libro en cualquier formato, ya sea en papel, digital, audiolibro y todos los libros en cualquier formato estarán beneficiados

¿Qué problemas tienen las industrias de libros en el Perú?

se necesita que se ordenen varias cosas, el Estado como estructura porque digamos el Ministerio de Cultura este encargado de un perfil del tema del libro como instrumento de conocimiento y fomento cultural, la industria cultural también está relacionada con el trabajo del Ministerio de la Producción, si quieres ver el tema
de internacionalización tienes que hablar con el Comercio Exterior o con Promperú, si quiere ver los libros dentro del ambiente educativo es con el Ministerio de Educación lo que se necesita es un política multisectorial y transversal al estado en sus tres niveles y en todos los sectores del estado. Países como Chile cada vez sus instituciones se están sumando. Para esto se necesita una mirada de estado

¿Qué necesita nuestra industria editorial para crecer?

varias cosas, desde distintos puntos, necesita lectores, fomentar la lectura, todos los componentes esta unidos y se puede hacer un análisis desde cada parte. Desde el punto editorial necesitan bibliotecas públicas que compren libros a las editoriales esto sucede en Chile y en Colombia y son sostenibles. El otro punto son los estándares que sean de calidad, es un trabajo que hace el Ministerio de Cultura y la Cámara Peruana del Libro, que haga talleres, otro es el enfoque hacia la internacionalización, estar en feria internacionales promover que las ferias internacionales participen que se conozcan los libros peruanos en otros mercados y lo otro
es poder tener de alguna forma de financiamiento para poder arriesgar. La industria editorial en general es una industria de apuestas, acá, en la China y desde siempre. Una industria editorial no necesariamente tiene éxito. Uno apostaría mucho por un libro, pero no necesariamente va a tener éxito y otro que le aposto a una
editora un libro pequeño de repente es el boom, son resultados que no se saben. Y de cierta forma necesita un empuje y un financiamiento, pensando que el 90% son micro y pequeñas empresas y si se quiere tener una industria saludable se debe de apuntar a esa base para que se genere a largo plazo una industria que sea sostenible.

Se creó la “agenda de negocios” para vincular a los editores locales y extranjeros.¿Qué beneficios va a traer esto en el Perú?

sobre todo, dar a Lima y a la FIL Lima como un espacio de negocios, un espacio de encuentro internacional y que venga gente interesada en los libros peruanos, es el otro punto de la internacionalización. El punto que los mercados salgan, que acá se convierta en un espacio y un momento determinado, en un lugar de interés para las
distribuidoras y las librerías. Además, que sea un espacio con otros editores, de otros países, no solo peruanos sino también de otros países. Y los que se encuentran en una primera, pactan a las segundas y a la terca cerraron el negocio.

¿Van a existir las jornadas profesiones en la feria Ricardo Palma?

no, porque la Feria Ricardo Palma, es una feria más local. La agenda de negocios se trabaja en la FIL Lima, es una feria de proyección internacional. La Feria Ricardo Palma es más local, además, es la Feria más antigua que tiene el país que tiene una mirada más hacia adentro, que no quita que sea un espacio de reflexión sobre la
labor editorial o sobre políticas de libro, pero no hay una mirada en que se convierte en un espacio de negocios. Necesitamos apuntar a una fecha.

Por: Daniel Hidalgo/Reporteo AP.NET

Acerca de Mario Polo Vargas