martes , febrero 20 2018
Noticias Destacadas
Inicio / Columna del Director / EDITORIAL / Reforma de la reforma
EDITORIAL / Reforma de la reforma

EDITORIAL / Reforma de la reforma

Según la Real Academia Española de la Lengua, Reformar quiere decir mejorar o enmendar de lo que está equivocado, o es insatisfactorio, o está afectado por la corrupción y/o las malas prácticas, etc.
En el Perú de hoy se pretende realizar la denominada reforma electoral la misma que disque debe regir los comicios electorales del 2016, está pretendida reforma tiene varias aristas que es necesario analizar.

En primer lugar en el Perú de hoy casi no existen partidos políticos, solo hay individuos o caudillos tratando de hacer política que en su mayoría ni siquiera son “políticos”, entonces como reformamos los partidos si no los hay, pues la lógica anti partidaria ha campeado en los últimos procesos electorales y surgen agrupaciones que buscan recoger agua para sus molinos en cada evento democrático.

En segundo lugar, las evidencias nos demuestran que no existe voluntad real para reformar nada, para muestra algunas perlas, el Congreso de la República aprobó modificaciones a la Ley de Partidos Políticos que, desde su promulgación, en noviembre del 2003, al 2015 se ha avanzado muy poco en ese norte, solo logrando aprobar cosas puntuales como la No reelección inmediata de los alcaldes y presidentes regionales (hoy gobernadores), otra norma aprobada es la de la curul vacía la misma que sanciona con la pérdida de la curul al partido cuyo parlamentario sea condenado por tráfico ilícito de drogas, terrorismo, trata de personas o lavado de activos, igualmente ha sido promulgada por el Ejecutivo el aumento de requisitos para plantear la revocación de alcaldes y gobernadores, dicha norma plantea que la revocación se dé solo a partir del tercer año de gestión y que sean los accesitarios quienes asuman los cargos, después de doce años solo tres normas de manera puntual han sido aprobadas.

En tercer lugar nada se dice o se hace en relación a la eliminación del voto preferencial, cuya discusión se viene dilatando, esta norma indica que el elector no podrá optar por el candidato de su preferencia al Congreso, ya que no se podrá modificar el orden de prelación de los postulantes de las distintas agrupaciones políticas. (A muchos congresistas actuales no les conviene pues se sacarían los ojos al interior de sus agrupaciones para disputarse el mejor de los puestos en la lista al parlamento).

Otro aspecto sobre el que no se quiere legislar es el financiamiento público de los partidos políticos que plantearía que el Estado debe financiar a los partidos políticos de acuerdo con la cantidad de congresistas que obtuvo en la elección anterior – encima que no hay partidos políticos, los ciudadanos tenemos que seguir manteniendo a éstos- Tampoco se dice nada sobre la organización y fiscalización por parte de los organismos electorales en los procesos de democracia interna, la misma que establece que las elecciones internas de los partidos se lleven a cabo con la participación de los organismos del sistema electoral.

Materia pendiente también de aprobación es la que tiene que ver con la alternancia de género donde los partidos deben alternar entre un hombre y una mujer en sus listas de candidatos a cargos políticos (¿tienen cuadros políticos los denominados partidos políticos para el cumplimento de esta norma?). Igualmente se hace mutis sobre las sanciones al transfuguismo pues el legislador que renuncie a su bancada no pueda integrar otro grupo político ni asumir cargos directivos en comisiones o en la mesa directiva (Hoy la práctica fujimontesinista de venderse al mejor postor se sigue practicando- todo se compra, todo se vende, hasta conciencias).

Asimismo se debe normar las famosas alianzas electorales que en suma son acomodos, pues se debe subir la valla electoral en función del número de partidos que integren una alianza electoral, hoy más que alianza parecieran vientres de alquiler para asegurar que un determinado “partido” no desaparezca.

Entonces el panorama es sombrío en materia de reforma electoral, es casi imposible que cualquier reforma -que requerimos con urgencia, pero hecha por profesionales probos y públicos- sea aplicable a las elecciones del 2016.

Por: Jorge castañeda Becerra
Director AP.NET

Acerca de Fredy Pariasca

Fredy Pariasca // Periodista. Escritor, investigador y un apasionado por la libertad, veracidad e independencia. Jefe de Informaciones: Fredy Pariasca Pérez / Reg. 8447-ANP :::::::::::::::::::::::::::::::: AGENCIAPERU.NET La nueva imagen del periodismo peruano… Presente en los acontecimientos más importantes, con profesionales en busca de la verdad y la exactitud de los hechos, con valentía, imparcialidad e independencia. Agenciaperu.net cuenta con tecnología digital de avanzada y una red de corresponsales en todo el Perú y el extranjero.