miércoles , diciembre 12 2018
Noticias Destacadas
Inicio / Reportajes / Entrevistas / Reportaje/La indignación del pueblo convertida en protesta
Reportaje/La indignación del pueblo convertida en protesta

Reportaje/La indignación del pueblo convertida en protesta

Miles de personas marcharon rumbo al Congreso, pero fueron reprimidas por contingentes policiales

El martes 5 de junio se llevó a cabo una marcha que tenía como objetivo dirigirse al Parlamento para manifestar la desaprobación del pueblo frente a malos manejos hechos por los congresistas (en su mayoría Fujimoristas), y el gasto de los recursos públicos para la compra de computadoras, televisores, frigobares y flores, muchos de estos sobrevalorados y sin acabar con lo que muchos prometieron: la injusticia, el aumento de la delincuencia y el poco apoyo a quienes los escogieron y por los que ahora están asumiendo una curul.

Como todas las protestas, el punto de encuentro de las personas, se llevó a cabo en la Plaza San Martín, en el Centro de Lima, y tuvo una gran concurrencia, ya que muchos ciudadanos indignados por todas las injusticias que ven a diario en distintos medios de comunicación por el Fujimorismo, motivaron su lucha cargada de indignación. Hubo personas mayores, ciudadanos lisiados y hasta niños acompañados de sus padres con un espíritu de patriotismo por liberar a su pueblo del daño que malos administradores del país cometen.

Además esta marcha, contó con el apoyo de distintos colectivos que mostraban su ira frente a todas las injusticias que se ven a diario y de las cuales ya están cansados. Esta marcha que mostró pacifismo mientras avanzaba por la Avenida Colmena, Nicolás de Piérola y Grau, se convirtió en protesta en el cruce de Nicolás de Piérola con Abancay, al intentar dirigirse hacia el Congreso de la República, pero siendo detenidos por un grupo de policías que evitó, con bombas lacrimógenas y balas de goma, que los manifestantes lleguen a su objetivo final.

Y es así que la Avenida Abancay y calles paralelas, se convirtieron en una humareda de gas pimienta que no sólo afectó a los manifestantes, sino a civiles que caminaban o realizaban comercio en estas zonas. Así mismo hubo algunos detenidos ligados a desmanes provocados en las zonas mencionadas.

Finalmente, la noticia tomó más relevancia, debido a la quema y destrucción de un patrullero de la policía que se encontraba abandonado en la zona y del cual todavía no se tiene una noticia oficial sobre las personas que cometieron este desmán.

Por: Manuel Gutierrez – Reportero AP.net

Acerca de Mario Polo Vargas