sábado , abril 21 2018
Noticias Destacadas
Inicio / Reportajes / Entrevistas / San Marcos: Un problema que ha dejado más preguntas que respuestas (entrevista)
San Marcos: Un problema que ha dejado más preguntas que respuestas (entrevista)

San Marcos: Un problema que ha dejado más preguntas que respuestas (entrevista)

El informar la razón de la protesta estudiantil ha pasado a un segundo plano, dejando como principal noticia el estigma y prejuicio universitario

Daniel Berrú es estudiante de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), y miembro de la Federación de Universitarios que tomó posesión de dicho centro de estudios como protesta y reclamo por la implementación del Plan de Estudios Generales aprobado sin participación estudiantil, y que acabó con la detención de 17 estudiantes, luego que 400 policías ingresaran a tomar el control de la universidad con la autorización del rector Orestes Cachay quien además manifestó que expulsará a los estudiantes que fueron partícipes de este conflicto.

“Los medios sólo informan de la protesta como un acto de violencia y radicalismo más no ven la razón ni el porqué de esto”, manifiesta Daniel como crítica a los medios de comunicación, que según él, solamente se han dedicado a mostrar a los estudiantes de la San Marcos con ese estigma que por años han tenido que cargar en sus hombros y sobre todo aguantar distintos adjetivos que no han hecho más que alimentar ese prejuicio de ser sindicados como terroristas, radicales o subversivos, “no informan la razón por la cual el estudiante lucha. No informan la razón por la que nosotros tenemos que tomar esto como última medida al no ser escuchados ni por el rector y menos por las autoridades competentes (Sunedu)”, advierte él.

El polémico plan de estudios

Con bombos y platillos. El plan de estudios generales de la Universidad Mayor de San Marcos (UNMSM), que tenía como finalidad ajustarse a lo establecido en la nueva Ley Universitaria y que beneficiaría, desde este mes, a más de 5 mil 800 ingresantes agrupándolos sin distinción de carreras y facultades durante dos ciclos (un año), para luego retornar a sus escuelas y facultades universitarias parecía un buen programa, sin embargo la Federación Universitaria de San Marcos manifestó que el Plan de Estudios Generales se había aprobado sin participación estudiantil, infraestructura inadecuada e insuficiente plana docente. Así mismo, la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) expresó que la ejecución de estudios generales quedaría a cargo de la universidad.

Ocasionando que estudiantes pertenecientes al gremio de la Federación Universitaria de San Marcos tomen la universidad y pidan la nulidad del Plan de Estudios Generales por no contar con la participación estudiantil y además por carecer de docentes para este polémico plan, “nosotros queremos la nulidad del Plan de Estudios Generales porque existen mucho cabos suelto de por medio, debido a que la infraestructura no es adecuada para agrupar a todas las carreras en cinco grandes áreas y además a ello, los docentes son conscientes y manifiestan que van a tener menos carga lectiva (el número de horas de clase que tiene la asignatura) debido este improvisado plan de estudios”, advirtió Daniel.

Conflicto y liberación de estudiantes

Esta toma de la universidad por parte del gremio de estudiantes pertenecientes a San Marcos, dejó como principales afectados, a aquellos ingresantes que iniciarían con este plan el mismo día de la protesta, “es cierto que los principales afectados con esta protesta y toma de la universidad son los recién ingresados, sin embargo esto ha sucedido porque el rector Cachay ha atropellado nuestros derechos como estudiantes y federación al no ser consultados sobre las falencias que deja mencionado plan y por haber aprobado de manera unilateral este proyecto. Nosotros siempre hemos buscado el diálogo, hemos intentado debatir en buenas instancias con el rectorado, pero ellos no han querido, no nos han dado respuesta alguna y no nos quedaba otra opción que hacernos escuchar de esta manera (tomando la universidad), debido a que por experiencias pasadas, es la única forma de volver mediático este abuso y recién ser oídos”, concluye Daniel.

Finalmente, con la autorización del rector Orestes Cachay, la policía ingresó a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) con una tanqueta y más de 400 contingentes para reestablecer el orden, lo que dejó muchos estudiantes y residentes heridos como consecuencia del uso de bombas lacrimógenas y además la detención de 17 estudiantes que, después de permanecer 24 horas detenidos, fueron liberados luego de que la Quinta Fiscalía de Lima haya emitido una resolución de orden de libertad para los universitarios, los cuales fueron recibidos por sus compañeros de estudios y familiares que los esperaban afuera de la sede de la Fiscalía ubicada en el Centro de Lima.

Además es propicio señalar que el rector de San Marcos, Orestes Cachay, ha sido citado por el Congreso para que el lunes 9 explique la razón de las demandas de los universitarios y los actos violentos registrados en dicha casa superior de estudios.

Por: Manuel Gutierrez – Reportero AP.net

Acerca de Mario Polo Vargas

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.