lunes , diciembre 18 2017
Noticias Destacadas
Inicio / Especiales / Siria: La esperanza ahogada en sangre
Siria: La esperanza ahogada en sangre

Siria: La esperanza ahogada en sangre

El conflicto en Siria ha dejado hasta el 2015, cerca de 220 mil personas fallecidas y millones de refugiados que intentan llegar a Europa.

El conflicto en Siria viene siendo una tremenda carnicería que ha dejado hasta el momento un aproximado de 220 mil muertos a nombre de las protestas entre grupos terroristas y el Gobierno tomado por Bashar Al Assad, cuyo mandato es uno de los principales causantes de lo que hoy en día es un conflicto, pero que mañana podría desatar una Guerra Mundial.

Luego de varias décadas, los habitantes de varios países de Medio Oriente intentaron derrocar a los líderes que los gobernaban bajo un modelo totalitario, y lo lograron. A lo que se conoce mundialmente como Primavera Árabe, siendo Egipto y Túnez, los países que expulsaron con más rapidez a sus representantes en el poder, a partir de las protestas del pueblo; en Libia se desataron pequeñas guerras civiles que culminaron con la muerte de Gadhafi, pero Siria es un caso especial.

Bashar Al Assad es el actual presidente de Siria, su padre fue mandatario de este país durante 30 años, dictadura que lo modernizó pero con métodos represivos. Bashar llega al poder en el año 2000 luego de la muerte de su padre, y la primera impresión que dio, fue una diferente a la de su progenitor, debido a que restringió la libertad de expresión, cerró los caños de la economía y proclamó un Gobierno verdaderamente antidemocrático.

Después de 12 años, miles de personas salieron a las calles a protestar, tal y como lo hicieron Egipto y Túnez. La respuesta de Bashar Al Assad, al inicio, fue muy alentadora, pero luego las fuerzas armadas atacaron a los manifestantes del régimen de Al Assad, en el que fallecieron cientos de personas, y junto a ellas, murió la esperanza de que Siria encuentre una pacificación y nacieron grupos rebeldes que están en contra de Bashar Al Assad.

Estos grupos de manifestantes rebeldes no han sido suficientes para derrocar Al Assad, debido a que Irak, Rusia y el grupo Hezbolá han respaldado el régimen del presidente, pero por otro lado, estas pequeñas agrupaciones han causado el terror, asesinando a civiles y militares que han causado que muchos civiles se pregunten si el verdadero mal es Al Assad o los grupos revolucionarios.
Estado Islámico

Luego del atentado a las torres gemelas el 11 de septiembre, Estados Unidos invade Irak en 2003 y derroca al líder Saddam Husseín, quien era presidente desde hacía 24 años. A pesar de que la mayoría de la población en Irak era sunita, pero se formó un nuevo gobierno que representara a las 3 culturas que caracterizan al país. Por lo que el mandatario del país fue Kurdo, el primer ministro era chiita, y el presidente del parlamento era sunita. Es a partir de allí, en el que los sunitas no se sienten representados y nace un Estado Islámico, pero no como el que conocemos ahora.

Algunas milicias rebeldes fueron creadas para ir en contra de Estados Unidos y el Gobierno. Al Qaeda aparece en Irak y forma el Ejército de Irak y el Levante, más conocido como ISIS.

ISIS se libera de Al Qaeda y el 29 de junio de 2014, se proclama el califato del Estado Islámico en el norte de Siria e Irak, y Abu Bakr al-Baghdadi, fue nombrado como el califa.

Estados Unidos y Rusia están en contra del Estado Islámico, pero los norteamericanos no apoyan el régimen de Bashar Al Assad, a diferencia de los rusos que lo hacen porque en Siria se encuentra instalada una de sus bases navales, exactamente en Tartus, la cual es la única en el mar Mediterráneo, además de las grandes compras de armamento en el país del Medio Oriente.

Para muchos, EE.UU. ha creado a un monstruo, el cual está fuera de control y día a día cobra vidas, como si de un cáncer se tratara, a nombre de su revolución para derrocar a Bashar Al Assad. Rusia ha empezado a atacar algunas zonas de Siria en donde se encuentran concentrados algunos terroristas del grupo yihadista. Sin embargo, esta guerra no es más que una guerra proxy, la cual enfrenta grandes naciones por intermedio de terceros, el Gobierno de Al Assad apoyado por Rusia, y el Estado Islámico que de alguna u otra manera fue creado desde que Estados Unidos invadió Irak en el 2003, y quien ha sido financiado con armamentos por parte del Gobierno norteamericano.

La pregunta es ¿cúanto más esperará Siria para que este conflicto se acabe? ¿Al Assad será derrocado? Y si es así ¿Qué pasará con la nueva Siria? Debido a que los grupos terroristas que existen tienen grandes pactos, pero estos se pueden romper tras la caída del régimen del presidente sirio, y podría generar un nuevo conflicto en el que Siria podría ser dividida e incluso la guerra se podría extender hacia Turquía, Libia o Irak. ¿Podría haber una nueva Guerra Mundial en pleno S. XXI? Es probable, pero lo que si es cierto es que los que lleguen al poder, heredarán una Siria completamente destruida si es que a todos sus ámbitos nos queremos referir.

Bryan Carpio / Reportero AP.NET

Acerca de Fredy Pariasca

Fredy Pariasca // Periodista. Escritor, investigador y un apasionado por la libertad, veracidad e independencia.

Jefe de Informaciones: Fredy Pariasca Pérez / Reg. 8447-ANP

::::::::::::::::::::::::::::::::
AGENCIAPERU.NET

La nueva imagen del periodismo peruano… Presente en los acontecimientos más importantes, con profesionales en busca de la verdad y la exactitud de los hechos, con valentía, imparcialidad e independencia.
Agenciaperu.net cuenta con tecnología digital de avanzada y una red de corresponsales en todo el Perú y el extranjero.