lunes , noviembre 19 2018
Noticias Destacadas
Inicio / Slideshow / ‘TV BASURA’: ANTECEDENTES, PROBLEMÁTICA Y CONSECUENCIAS
‘TV BASURA’: ANTECEDENTES, PROBLEMÁTICA Y CONSECUENCIAS

‘TV BASURA’: ANTECEDENTES, PROBLEMÁTICA Y CONSECUENCIAS

Muchos ciudadanos jóvenes y adultos, se expresan de diferentes maneras sobre la famosa ‘Televisión Basura’. Al comienzo catalogaban a ésta con diferentes nombres: prensa amarilla, prensa sensacionalista o prensa chicha (desde un punto de vista más coloquial). También, muchos especialistas en el periodismo y en las ciencias de la comunicación, afirman que el problema de contenido en los medios de comunicación, empieza en el año 2000, con el cuestionado gobierno del ex presidente Alberto Fujimori Fujimori. Esto se debe a la experiencia vivida por muchos peruanos, los cuales no olvidan el manejo de los medios, las cortinas de humo, la compra de periódicos y canales para golpear la democracia por parte de Fujimori y sus secuaces, y así lograr engañar a la opinión pública, y llenarle la cabeza con algo que ahora se vende en los medios con total normalidad. Chicas casi desnudas que aparecían en los diarios: ‘el chino’, ‘el tío’, ‘el mañanero’, no tienen tanta diferencia con las ‘modelos’ que aparecen ahora en los diferentes tipos de programas de televisión nacional con ropas diminutas. Sexo, romances, peleas, discusiones, violencia, sangre y más sangre, son el contenido que tampoco tiene ninguna diferencia entre la prensa del año 2000 con la actual. No obstante, a buena o mal manera, la mayoría de personas que manejaron los medios a su antojo en esos años para vender un contenido deplorable y desviar la atención de las personas sobre lo que en realidad interesaba, han sido juzgadas. Pero, ¿quién juzga ahora, en la actualidad, a los medios televisivos que venden lo que sus antecesores dejaron plantado como un parásito en nuestra sociedad? ¿Quién cuida a los niños –el futuro de nuestro país– del indignante contenido televisivo que muestran muchos canales nacionales?

Leyes y Normativas

En el año 2004 se crea la Ley de Radio y Televisión (28278). Ley impuesta por el Congreso del Perú en el gobierno de Alejandro Toledo. En el artículo 40 de la ley mencionada, se expresa muy claramente que la programación que se transmita en el horario familiar (entre las 6:00 y 22:00), debe evitar los contenidos violentos, obscenos o de otra índole, ya que pueden afectar los valores inherente de la familia, los niños y adolescentes. Sin embargo aquello es incongruente con el artículo siguiente –artículo 41–, el cual expresa que los titulares de los servicios de radiodifusión son los responsables de clasificar la programación, la publicidad comercial así como de decidir sobre su difusión, teniendo en cuenta las franjas horarias establecidas. En palabras sencillas, cada medio puede mostrar el contenido que quiera e importarle poco o nada el artículo 40. ¿Entonces los canales de tv pueden mostrar el contenido que deseen, aun así sea bueno o malo? Sí, y a esto se le llama autorregulación de los medios (equilibrio entre responsabilidad y libertad informativa) al cual también se le debe de acotar una cosa más: que cada persona según su libertad de expresión, puede presentar una queja por el contenido mostrado en diferentes canales dentro del horario de protección al menor, enviando una queja a la SNRVT (Sociedad Nacional de Radio y Televisión). Sin embargo, cabe recordar, que algunos de los miembros que conforman esta pequeña sociedad, son: El Grupo Latina, Grupo América Televisión y Grupo ATV. Canales que se ven reiteradamente cuestionados por incumplir con el artículo 40 de la Ley de Radio y Televisión (28278). ¿Será este motivo, acaso, una de las principales razones por la cual la ley de Radio y Televisión 28278 no se respeta?

¿Regulación o Autorregulación?

La autorregulación, un equilibrio entre responsabilidad y libertad informativa, ha fracasado en el país, y un claro ejemplo de aquello son los conductores de espectáculos. La autorregulación sólo es una trampa en la Ley de Radio y Televisión, debido a que no existe una responsabilidad sobre el contenido que en realidad los medios deben de mandar al aire. Por esa razón y con el ejemplo de otros países, como: Chile, Colombia, Brasil, Estados Unidos, Reino Unido, etc., en los cuales cada uno de éstos tiene un órgano regulador independiente, especializado e integrado por personalidades honestas y prestigiosas elegidas por el parlamento de manera democrática y deslindadas del Estado y las empresas privadas, se encargan de dar concesiones y vigilar el contenido de los programas. Y luego de tantos años, en los cuales se ha visto a la autorregulación como un fracaso, es hora de que el Perú evalúe la posibilidad de tener un consejo regulatorio independiente que emita opinión vinculante sobre los medios, y así formar de una correcta manera, la sexualidad y la valoración del ser humano.

Por: Manuel Gutierrez – Reportero AP.net

Acerca de Mario Polo Vargas