lunes , diciembre 17 2018
Noticias Destacadas
Inicio / Slideshow / Una visita a la Huaca Pucllana de Miraflores
Una visita a la Huaca Pucllana de Miraflores

Una visita a la Huaca Pucllana de Miraflores

El lugar está constituido por una pirámide de 25 metros de alto y un conjunto de patios, plazas y recintos ceremoniales

La Huaca Pucllana es un recinto arqueológico perteneciente a la Cultura Lima y está ubicada en el distrito de Miraflores. Es constantemente investigado, conservado y restaurado desde 1981 por un grupo de profesionales. El lugar se ha constituido como uno de los más importantes de la Capital gracias al conjunto trabajo de la Municipalidad de la Ciudad Heroica y el Ministerio de Cultura.

Los vestigios estuvieron en estado de abandono por mucho tiempo hasta el año 1967 cuando el alcalde de esa gestión invitó a Isabel Flores a que realice trabajos de recuperación sobre este mítico lugar. En 1984 es inaugurada oficialmente y en 1987 fue declarada zona arqueológica intocable por el Estado Peruano.

El origen de su nombre es incierto, pues su denominación data de la era colonial: la historiada María Rostworowski señalaba que en documentos virreinales el curaca don Pedro Chunmbi, mencionaba el lugar de Pugliaba como uno de los límites de sus dominios; otros documentos de la época hablan del recinto con el nombre de Puliana y Pullana.

El nombre podría provenir del vocablo Pukllay que significa Jugar. El sustantivo derivado de la palabra es Pukllana que significa “Lugar para jugar”.

El sitio arqueológico está constituido con bases de adobe y rellenos de cantos rodados y arena. Está constituido por una pirámide de 25 metros de alto y un grupo de patios, plazas y recintos. Además, cuenta con una sala de exhibiciones, circuitos de visitas y otras actividades culturales que son anunciadas en su página web.

La visita a la Huaca inicia con la exploración de las partes bajas de la gran pirámide, donde podremos observar distintas vasijas y vestigios de los antiguos pobladores de la Cultura Lima. Si seguimos con el recorrido, encontraremos una maqueta muestra, más allá de los límites del sitio, una representación de los espacios y la manera de funcionamiento de aquella civilización.

Además, parte del recorrido nos muestra la flora y fauna de la época prehispánica, podremos ver unas simpáticas llamas en el recorrido.

Por último, podremos acceder a la pirámide, principal atractivo del lugar, truncada de 7 niveles y que fue construida con adobitos, ladrillos con forma rectangular de barro y secados al sol. Cuando se llega a la cima de la pirámide, tendremos una gran vista que refleja el contraste de las ruinas con los edificios y casas modernas que están cerca al sitio arqueológico.

Por: Sergio Espinoza/ Reportero AP.net

Acerca de Mario Polo Vargas